Tai Chi, 太极拳

En el libro de los Cambios ( I Ching) se dice:

«En todos los cambios existe taiji,

que causa los dos opuestos en todas las cosas.

Los dos opuestos causan las cuatro estaciones,

y las cuatro estaciones causan los ocho fenómenos naturales»

Taijiquan (太极拳) es el arte de fluir como el agua en el cauce del río para yacer apacible en el lago. Arte de buscar la quietud en el movimiento y encontrar el movimiento en la quietud. Arte de hacer sin hacer (wu wei, 无为). Las antítesis se reconcilian en la unidad (yin-Yang, 阴阳), sólo la síntesis de los opuestos forman el todo, el vacío es la completud

El Taiji es relativamente nuevo respecto a otras artes marciales chinas.

Su origen se lo ubica en Wenxian, en la provincia de Henan; en las Ciudad de Chenjiagou (陈家沟).

Se dice que los trece principios del Taiji se crearon inspirados en la leyenda de la grulla y la serpiente, un monje al observar a estos animales en combate encuentra algunos principios que luego son adaptados la práctica de su Kung fu.

El Taiji se caracteriza por el toque y redirección de la fuerza, con un desarrollo de movimientos de gran eficiencia y sensibilidad.

Incluye conceptos de medicina tradicional China, ejercicios de Qi gong, como los llamados “Silk reeling”, (enrollar como seda), y se encuentra directamente atravesado por la filosofía taoísta y budista. Funciona como una forma de llevar sus conceptos a la acción.

La practica del Tai Chi se centra en desarrollar el Qi, o energía vital, y consecuentemente aprender a movilizarlo, concentrarlo, incrementarlo o transformarlo.

El adecuado manejo y movilización del Qi se logra aprendiendo a dirigir la intención mental.

El Qi, se nutre tomando energía de la tierra a través de los pies, y almacenándola en el centro del cuerpo o Dan Tian, y desde este se distribuye por los órganos y la columna hacia la cabeza y extremidades.

 

El adecuado flujo del Qi y su correcta utilización puede ser fuerte de mucha fuerza física, pero también una fuente de fortalecimiento interno, de nuestra estructura física y de nuestros órganos.

La base del cuerpo, las extremidades inferiores son como la raíz de un árbol, el sostén y la fuente de recarga energética.

El centro del cuerpo es el almacenamiento de esta energía, el corazón es el motor que mantiene el flujo continuo de la energía por todo el cuerpo, y la cabeza es el centro de control que regula todo el sistema.

Debido a sus benefcios en la salud, la práctica del Tai Chi se ha popularizado en occidente, incluso despertando el interés científico de sus fundamentos y cómo repercuten a distintos niveles físicos, mentales y espirituales. La practica del Tai Chi se relaciona con el fortalecimiento de las articulaciones, mejora de la coordinación y equilibrio. Son evidentes los cambios metabólicos, con la mejora del funcionamiento de algunos órganos internos. También se lo ha relacionado con la meditación, y se ha dicho que es una meditacion en movimiento. Además se habla de sus efectos en la prolongación de la vida. Por sus movimientos armónicos y una cuidadosa mecánica corporal, el Tai Chi lo pueden practicar personas de cualquier edad y condición.

Además la práctica del Tai Chi, al estar directamente relacionada con la filosofía budista y taoísta, incluyen enseñanzas de vida que se experimentan desde la práctica.