fbpx

Clases de Tai chi

En las clases abordaremos, desde la experiencia práctica, algunos conceptos de la filosofía taoísta y de las artes marciales tradicionales chinas que dieron lugar al arte del Tai Chi.

En Akarma, ofrecemos una práctica del Taichi fundamentada en sus principios tradicionales como arte marcial,  a la cual agregamos una mirada desde el campo de la salud, haciendo de ésta práctica, idónea tanto para aquellos interesados en el desarrollo y profundización del arte marcial como tal,  así como para aquellos que quieren agregar una herramienta para el cuidado de la salud y mejora de la calidad de vida en general.

Ver docentes.

Qué es el Taichi

El Taichi Chuan (Taijiquan, 太极拳) se caracteriza por el toque y redirección de la fuerza, con un desarrollo de movimientos de gran eficiencia y sensibilidad. Incluye conceptos de medicina tradicional China, Qi gong y se encuentra directamente atravesado por la filosofía taoísta.

Se dice, que es relativamente nuevo respecto a otras artes marciales chinas. Su origen se ubica en  Wenxian, en la provincia de Henan. Fue  sitemadizado por Chen Wangting (1600-1680 DC.), comandante militar, que combina distintas técnicas y estilos de combate, con prácticas corporales propias de la época, como el duna o daoyin.

Otros sugieren que anteriormente el estilo ya había sido diseñado por un monje taoísta que se había retirado a la montaña  de Wudang, donde vivió por 9 años practicando meditación y artes marciales. Un día nota una serpiente y una grulla peleando, y gracias a esto se da cuenta de cómo su kung fu  está cargado, al igual que el movimiento de los animales, de los conceptos taoístas.

El taiji tiene por principio fundamental la relación entre el yin y yang y en él se expresan las reglas por las cuales se producen todos los cambios. Es la expresión de la noción china de la naturaleza del universo. En el libro de los Cambios ( I Ching) se dice:

“En todos los cambios existe taiji, que causa los dos opuestos en todas las cosas. Los dos opuestos causan las cuatro estaciones, y las cuatro estaciones causan los ocho fenómenos naturales”

Qi Gong

Taichi  

Es fundamental el desarrollo de la energía interna o Qi, para lo cual incorporamos series de Qi gong (chi Kung) y la práctica del Zhan Zhuang (posición de pie, o abrazo del árbol).

Taichi y Salud

Taichi

Debido a sus beneficios en la salud, la práctica del Tai Chi se ha popularizado en occidente, incluso despertando el interés científico de sus fundamentos y cómo repercuten a distintos niveles físicos, mentales y espirituales.

Sobre las clases

El Taichi es un arte marcial interna: La intención mental o Yi, dirige la energía interna, conocida como Qi (气), la cual se manifiesta como fuerza o Jin (劲).

La práctica del Taichi se centra en la manipulación del Qi, ya sea para movilizarlo, concentrarlo, incrementarlo o transformarlo.  Es necesario aprender a dirigir la intención mental para la adecuada utilización o movilización del Qi dentro del cuerpo y en última instancia, para la exteriorización de esta energía interna en forma de fuerza o Jin.

Las aplicaciones de la técnica de Taichi se realizan a través de ejercicios de tuishou, (“pushing hands”, en inglés) o empuje de manos; esta ayuda a comprender conceptos como el enraizamiento, la aplicación de las fuerzas y sus direcciones, y abandonar lo no esencial del movimiento.

Mientras que el uso de armas (sable, espada, abanico, palo, etc.) se incorpora cuando se alcanza un nivel elevado de práctica, y tiene por objetivo  la profundización del trabajo logrado con la práctica de manos vacía: equilibrio, la coordinación, elongación, y el correcto uso del Jin (fuerza).

La formas (series de movimientos) del Tai Chi se estudian minuciosamente y se practican de forma relajada, controlada y metódica, buscando que el motor que activa el movimiento sea la correcta utilización de la fuerza interna, energía o Qi.

Cuando se logra un adecuado fluir de nuestra energía, entonces esta puede ser redirigida hacia el exterior a través de nuestras extremidades (en el caso de aplicarla como arte marcial) o hacia el interior hasta nuestros órganos para fortalecerlos y promover su renovación y funcionamiento saludable.

El trabajo psicofísico de preparación apunta a entrenenar nuestra mente para atención, concentración, la calma, y la adecuada dirección de la intensión; mientras nuestro cuerpo se fortalece y mejora el equilibrio, la coordinación, la elasticidad, y el enraizamiento.

El Qi, se nutre tomando energía de la tierra a través de los pies, y almacenándola en el centro del cuerpo o Dan Tian, y desde este se distribuye por los órganos y la columna hacia la cabeza y extremidades.

La base del cuerpo, las extremidades inferiores son como la raíz de un árbol, el sostén y la fuente de recarga energética.

El centro del cuerpo es donde se almacena esta energía, el corazón es el motor que impulsa el flujo continuo de la energía por todo el cuerpo, y la cabeza es el centro regulador de todo el sistema.

La práctica del Tai Chi se relaciona con el fortalecimiento de las articulaciones, mejora de la coordinación y equilibrio. Son evidentes los cambios metabólicos, con la mejora del funcionamiento de algunos órganos internos. Además se habla de sus efectos en el rejuvenecimiento.

Se ha comprobado que la práctica habitual del Taichi contribuye a reducir la presión arterial, estimula el sistema nerviosos parasimpático, y a pesar de los movimientos lentos y relajados, representa una actividad de moderada intensidad cardiovascular. Por consiguiente, a largo plazo disminuye el riesgo de enfermedades del corazón.

La estrés mecánico que el taichi representa para nuestros huesos, determina un aumento de la densidad ósea y la remodelación de huesos y articulaciones.

Por sus movimientos armónicos y una cuidadosa mecánica corporal, el Tai Chi lo pueden practicar personas de cualquier edad y condición.

Se aboradará, desde la experiencia práctica, conceptos como el yin yang, el vacío o Wuji, el hacer sin hacer o wuwei, “el camino” o tao, etc

Está dirigido a cualquier persona sin límites de edad. Por su metodología lo puede practicar personas de avanzada edad, así como jóvenes y adultos, debido a que el nivel de intensidad de la práctica lo determina cada uno de acuerdo a sus posibilidades y necesidades.

Docentes

Jiaolian (instructor) en  Shaolin Kung Fu yTaiji Quan

Lic. en Ciencia Política

Médico – Psiquiatra – PINE

Coreógrafo e intérprete en Danza-teatro

DMT

Horarios

Martes

Presencial

19:30

Pujol 1200, CABA

Jueves

Presencial

19:00

Plaza Irlanda
En la Plaza

Sábado

Presencial

16:00

Plaza Irlanda
En la Plaza

Tarifas

Clase suelta 1000
Dos veces por semana 5000
Tres veces por semana 6000
Pase Libre 8000
Se pueden combinar disciplinas, una de las cuales mínimo dos veces por semana.